¿Qué son las barreras de colaboración y cómo afectan a mi empresa?

¿Cómo el Coaching organizacional puede fomentar el liderazgo?
octubre 3, 2017
El trabajo en la Era Digital
El trabajo en la Era Digital
octubre 17, 2017

¿Qué son las barreras de colaboración y cómo afectan a mi empresa?

¿Qué son las barreras de colaboración y cómo afectan a mi empresa?

Tiempo atrás se creía que la colaboración sólo era un atributo que servía para mejorar el clima laboral. Sin embargo, hoy aparece como uno de los pilares esenciales de la productividad de una empresa. Por lo tanto, con un impacto importante en los resultados.

Estos cambios que vienen produciéndose no son más ni menos que resultados de diversos factores, entre ellos y en gran medida, por vivir en una economía globalizada. De igual forma la estructura cultural de la fuerza de trabajo se ha visto modificada: una alta rotación de empleados, trabajadores freelance, subcontratistas y demás situaciones que definen un nuevo carácter a las dinámicas de colaboración

En este nuevo escenario, la colaboración es más importante que nunca. Para poder comprender qué significa realmente, debemos entender cómo funciona nuestra sociedad en general y las empresas en particular.

¿Qué hay acerca de las barreras de colaboración?

A continuación, comentaré las principales y podrás observar que dichas barreras son las mismas no sólo dentro de nuestro sector sino dentro de cualquier mercado.

  • Falta de confianza o respeto: podríamos indicar que los comportamientos muchas veces se heredan y si en las capas directivas se da un tipo de comportamiento, éste acabará permeando al resto de la empresa y así, derivando en actitudes opuestas a la colaboración.
  • Cultura de competencia interna negativa: muchas empresas promueven una competencia nada sana entre sus colaboradores y esto es: si uno sube, el otro baja; si alguien lo hace bien, el resto lo hace mal. Este tipo de estrategia se solía utilizar para mantener a raya a los subordinados, en donde se les encargaba la misma tarea y debían competir entre ellos.
  • Visión a largo plazo inexistente.
  • Prioridades diferentes y no alineadas.
  • Organigramas rígidos y jerarquizados: Actualmente siguen existiendo empresas que sólo se basan en un sistema de jerarquización que propone cierta rigidez y que no permite el intercambio dinámico que se da a través de redes funcionales y de colaboración multidireccional.

En fin, la colaboración forma parte de la cultura de la empresa, esto implica que no será fácil ni rápido, pero sin duda alguna es uno de los imperativos para poder mantener tu empresa a largo plazo. Si queremos conseguir un cambio cultural dentro de nuestra organización, como Número Uno debes liderar dando el ejemplo, premiando la colaboración y transmitiendo un mensaje claro e inconfundible.

¿Problemas de colaboración dentro de tu organización? Te invito a ponernos en contacto y trabajar en conjunto desarrollando un plan de acción eficiente y orientado a la consecución de objetivos.

Lic. Sabrina Landesman
Consultora en Desarrollo Humano y Organizaciones
Completá tus datos a continuación así nos ponemos en contacto